cambiar la cocina de sitio

Cambiar la cocina de sitio es posible. Es cierto que no es la reforma ni la renovación más cómoda, ¡pero se puede! Muchos os lo preguntáis a la hora de comprar una nueva casa o reformar la vuestra.

Las comodidades que necesita una cocina son difíciles de encontrar, por lo que cambiar la cocina de sitio es una tarea bastante complicada. No obstante, existen algunas claves para hacerlo.

En Stylux Cocinas somos expertos en diseño y reformas de cocina. Sabemos que es difícil, pero también sabemos que la cocina de tus sueños no siempre es en la estancia predeterminada para ello.

Por eso hemos decidido daros unas cuantas claves para cambiar la cocina de sitio. Atentos, porque tal vez descubras que puedes mejorar sustancialmente tu hogar tan solo teniendo en cuenta este post.

¿Qué prestaciones debe tener una cocina?

Para cambiar la cocina de sitio deberás tener en cuenta que la estancia debe tener unas prestaciones concretas para poder asimilar la cocina. Lo ideal sería contar con una estancia que ya las tenga, aunque siempre puedes recurrir a las obras.

Las prestaciones que debe tener la cocina son tomas de luz, salidas de agua y toma de gas para la caldera, algún acceso a bajante, una salida de humos para la campana extractora y tomas de agua, tanto fría como caliente.

Algunas de estas prestaciones son fáciles de colocar aunque precisen de obras. Sin embargo, otras –como la salida de humos- puede ser más difícil de conseguir, pues necesitaremos permiso tanto del ayuntamiento de nuestro municipio como de la comunidad.

Aspectos técnicos a la hora de cambiar la cocina de sitio

Probablemente, para cambiar la cocina de sitio tendremos que mover las tomas de agua. Para ello, será mejor hacerlo a través de falsos techos, aunque moverlas a través del suelo es también una opción.

En el epígrafe anterior os hemos hablando de todas las prestaciones que debe tener una cocina. Algunas de ellas son ineludibles, pero existen formas de evitar otras. Por ejemplo, existen campanas extractoras que no necesitan salida de humo.

La caldera es también una de las prestaciones más fáciles de gestionar, pues no tiene por qué colocarse en la cocina. Puedes ponerlo, por ejemplo, en el sótano o en el patio.

Otra recomendación que debería seguir la estancia en la que colocarás la cocina es contar con muros gruesos. Así, soportarán bien el peso del mobiliario de la cocina. 10 cm serían suficientes para poder cambiar la cocina de sitio.

Tipos de vivienda

Aunque podemos cambiar la cocina de sitio en cualquier tipo de vivienda, no en todas es igual de cómodo o fácil hacerlo. Y esto no solo tiene que ver con la distribución o el tamaño de tu casa.

Si pretendes cambiar la cocina de sitio en un chalet o unifamiliar será mucho más cómodo, pues podrás modificar el lugar de tuberías, bajantes, etc. sin causar demasiadas molestias a nuestros vecinos.

En un piso esto no es tan fácil, aunque avisando con tiempo a tu comunidad no debería haber problemas. Al fin y al cabo, ¡tu casa es tu casa!

Piensa bien en la distribución del espacio

Cuando decidimos cambiar la cocina de sitio es porque buscamos mejor diseño, pero también más amplitud, comodidad y funcionalidad. Por eso, a la hora de abordar el proyecto, debemos tener muy en cuenta la distribución de los espacios.

El lugar ideal para la cocina es cerca del salón: si conseguimos que la estancia se convierta en una suerte de prolongación del salón, será mucho más cómoda y práctica. Además, si da al exterior, tendrás mejor ventilación e iluminación.

 

Y tú, ¿tienes la cocina en el sitio perfecto, o necesitas moverla? Sea como sea, confía siempre en los mejores. ¡Confía en Stylux Cocinas!