El blanco es, por excelencia, el color que abunda en la gran mayoría de las casas. Cuando pensamos en darle un toque de color a nuestra casa, en lo último que pensamos es en la cocina, donde solemos apostar por el blanco o tonos claros como el beige.

En este poste te demostraremos que la explosión de color puede ser divertido para romper con la rutina y crear un espacio más personal y cálido.

Si te animas a romper con el blanco, te damos unos consejos para que te inspires a crear la tuya. ¡Súbele los colores a tu cocina!

Muebles de color

Estamos acostumbrados a que el blanco impoluto bañe nuestra cocina, pero la tendencia empieza a cambiar y nos trae muebles de colores para alegrar el espacio y personalizar la cocina lo máximo posible.

Ya os hemos contado en otras ocasiones que el negro está de moda y nos encanta. También los tonos madera. Pero hoy queremos ir más allá. Te hablamos de muebles de color azul, rojo, tonos pastel, verdes… ¡El límite lo pones tú!

¿Quieres saber qué inspira cada color?

El verde brinda calidez y frescura al mismo tiempo y, además, tiene multitud de variantes en su tonalidad. ¿Has pensado en el verde agua o verde azulado? Es el color de moda y es muy original. Nos aporta mucha fuerza y energía.

El verde menta también es muy utilizado y, combinado con el blanco, nos ayudará a inundar la habitación de alegría y frescura.

El rojo nos ayudará a crear un espacio muy personal que desprende mucha fuerza. Además, puedes combinar los muebles rojos con una encimera blanca o negra; o jugar con la composición y crear un mosaico de color.

Otro color de moda es el azul. Desde azul cobalto hasta azul pálido o verde azulado, el azul es tendencia actual cuando se trata de cocinas. Sin embargo, los tonos más oscuros son los más populares. Y, si eres una persona más atrevida, te recomendamos el azul cielo que, además de ser muy original, le da un aspecto moderno a la habitación y es perfecto para crear contrastes, por ejemplo con madera y color blanco.

¿Y has pensado en el amarillo? A priori, parece un color demasiado vibrante, pero llenará la habitación de luz, vitalidad y optimismo.

Cocina bicolor

Si no te decides por el color dominante que quieres para tu cocina, optar por mezclar dos colores que te gusten. Empieza por elegir un tono básico, como el blanco o el negro, y después atrévete con colores más llamativos como el amarillo, el rojo o el verde. Así, seguro que tu cocina no va a pasar desapercibida.

Si te atreves con dos colores, puedes conseguir la combinación perfecta. Una apuesta segura son las cocinas Black&White, ya que la mezcla del blanco y el negro aporta elegancia y además, le dan un aspecto limpio a la habitación.

También queda genial la combinación de dos tonos de un mismo color, por ejemplo, azul marino y azul pastel. El contraste quedará perfecto.

Tonos grises

Si los colores vivos te parecen demasiado atrevidos y el blanco aburrido, la combinación en tonos grises es perfecta para ti. Es un color neutro que ofrece múltiples posibilidades a la hora de combinarlo con accesorios de colores.

En la actualidad, lo vemos en paredes, suelos, muebles, materiales de acabado, accesorios de iluminación e incluso elementos decorativos. Y por supuesto, los tonos cálidos de gris se pueden utilizar para pintar los armarios de la cocina.

Pinceladas de color

Si todavía no te atreves con esta explosión de color, puedes optar por dar pequeñas pinceladas de color que alegren la habitación. Nos referimos a crear coloridos mosaicos en la pared o en el suelo, para lo que puedes utilizar azulejos para crear composiciones a tu gusto. ¡Las posibilidades son infinitas!

Cocinas de color en Sevilla

Si necesitas más inspiración o asesoramiento profesional, en Stylux estamos encantados de ayudarte a diseñar la cocina de tus sueños. Ven a visitarnos a nuestra tienda o ponte en contacto con nosotros a través de nuestras redes sociales.

¡Te esperamos!