iluminar bien tu cocina

No es la primera vez que os lo decimos: iluminar bien tu cocina es el primer paso para hacer de ella el espacio de reunión y trabajo que siempre has soñado. ¡Pero no creas que es fácil!

La iluminación en la cocina es primordial: no solo porque afectará a nuestro humor, sino porque una buena iluminación evitará futuros problemas en nuestra vista además de facilitarnos las tareas propias de la estancia.

El reto para iluminar bien tu cocina no pasa solo por elegir las mejores luces: hay que tener en cuenta el consumo, la luz natural de la que disponemos, las zonas que deben ser mejor iluminadas y, por supuesto, ¡el diseño!

Así que, si quieres aprender cómo debes iluminar bien tu cocina para hacer de ella la estancia de tus sueños, ¡no esperes más y sigue leyendo este post lleno de trucos y consejos útiles para conseguirlo!

Luz general

La iluminación en la cocina no pasa solo por elegir una lámpara bonita. Debemos abordar, primero, la luz general para, después, seleccionar las zonas que necesitarán iluminación específica.

Para elegir la mejor opción en cuanto a luz general tendremos que tomar en consideración con cuánta luz natural contamos. Cuanta más luz natural haya en nuestra cocina menor potencia de luz general necesitaremos.

Recuerda que, para iluminar bien tu cocina, será esencial que esta cuente con una luz uniforme y constante para toda la estancia. Y, para conseguirlo, lo mejor será que distribuyas focos o lámparas led por cada metro cuadrado.

Si tu techo es alto, aún puedes añadirlos con menos distancia entre ellos. Pero ten siempre en cuenta que, para que iluminen bien, deberán tener una apertura focal de al menos 60º, asegurándote así la buena distribución de la luz.

Luz funcional

Una vez que contamos con una buena iluminación general, es el momento de abordar la iluminación funcional: aquella que dirige la luz hacia una zona o superficie concreta, como los muebles o la encimera.

Esta iluminación te servirá para facilitar tus tareas, mejorar la visión de las zonas de trabajo que más usas y evitar forzar la vista. Además, ahorrarás gracias a este tipo de iluminación, pues muchas veces no necesitarás la luz general.

Por tanto, lo primero que deberás hacer será localizar los espacios de tu cocina que necesitan este tipo de iluminación: vitrocerámica, armarios, encimera, cajones… ¡solo tú sabes cuáles necesitarán tu ayuda!

Una vez las tengas localizadas, ya solo necesitarás escoger las mejores lámparas o focos para ello: en Stylux Cocinas te aconsejamos, si la zona lo permite, instalar luces de pantalla opaca con flujo de luz direccional. Aunque, en mobiliario, la mejor opción serán focos empotrados.

Luz ambiental

Por último, y de manera totalmente voluntaria, puedes darle el último toque a tu cocina añadiéndole luz ambiental. Es cierto que no tiene papel funcional, pero ayuda a crear la atmósfera que deseas para tu cocina.

Aquí, el diseño se sobrepone a la funcionalidad. ¡Y las posibilidades son infinitas! Puedes iluminar el interior de una vitrina, añadir una lámpara de techo sobre tu isla o colgar en la pared luces decorativas.

Luces led para iluminar bien tu cocina

Ahora que ya sabes qué tipos de iluminación necesitas y cuál es la mejor forma de aplicarlos, solo tenemos un último consejo que darte: nunca pierdas de vista el ahorro cuando estés tomando estas decisiones.

Y, cuando hablamos de iluminación, el ahorro es sinónimo de luces led. Estas pequeñas bombillas tienen una vida útil de unas 50.000 horas, se encienden inmediatamente y su consumo es mínimo.

Esto es importante, sobre todo teniendo en cuenta que la cocina es la estancia de tu casa que más energía consume con diferencia.

 

Ahora que ya conoces la mejor manera de iluminar bien tu cocina, solo te queda una cosa por hacer: ¡ven a Stylux Cocinas e ilumina tu vida con nosotros!